lunes, 26 de marzo de 2007

Otros mercenarios famosos



Además de nuestro gran Ivanovich a lo largo de la historia han existido otros mercenarios no menos famosos:
- Yojimbo “El mercenario” (1961) clásico de Akira Kurosawa con guión del propio Kurosawa y de Ryuzo Kikushima que contó con Toshiro Mifune en el papel del Mercenario. La acción transcurre en el Japón feudal del siglo XIX; un samurai llega a un pequeño poblado donde dos bandas rivales luchan entre sí por el control de la ciudad (lo que serían los whites y los blues actuales). Los jefes de ambos bandos (en la actualidad: Big Ed, Tony y Art, ...) han contratado a sus propios mercenarios para que acaben con el enemigo, pero pronto el recién llegado da muestras de ser un guerrero invencible, por lo que las bandas enfrentadas desean contratarle. El samurai espera a ver quién hace la mejor oferta por sus servicios (vamos, como ahora).
- El Mercenario de Segrelles es un guerrero de fortuna, bastante quijotesco. No es un superhéroe, sino un guerrero que se gana la vida "desfaciendo entuertos". Es, de todas maneras, eficaz en su trabajo y por eso le gusta disponer de armas de primera calidad que compensan su inferioridad frente a enemigos más fuertes o numerosos, y usa la astucia cuando es necesario (los ganchinis, por ejemplo). Tiene su propio código ético, es honrado y fiel a sus promesas. A diferencia del Mercenario cacerolista del que conocemos que ha sido recientemente tío, del de Segrelles conocemos muy poco sobre su vida y nada sobre su familia, hasta el punto de que ignoramos incluso su nombre auténtico. Sólo tenemos noticia de una aventura de su niñez que le costó una cicatriz en el labio (el nuestro sufre algunas migrañas, el pobre). Sí sabemos que su mundo se le ha quedado pequeño y no duda en aceptar un trabajo en un monasterio lejano (jajajaja, el nuestro ni de coña).
- El mercenario del sexo es un manga hentai que narra la historia de Akuji Yamamoto quien al salir de prisión, se da cuenta de que el mundo ha cambiado completamente: la ciudad de Osaka le parece totalmente nueva y extraña. Durante el periodo que estuvo en prisión, se produjo una revolución en la estructura jerárquica mundial que hizo que las mujeres predominaran sobre los hombres. Las fuerzas armadas, iglesias, empresas públicas y privadas estaban a cargo de una figura femenina. Los hombres, controlados y esclavizados por las mujeres de Osaka, no tenían algún poder, enfadado por la situación, Akuji decide cobrar venganza dándoles una lección a las engreídas mujeres de Osaka…

1 comentario:

El Mercenario dijo...

Buena recopilación de colegas, si señor. Aunque creo que el Samurai chinorris ese no tiene ni media hostia.
Gracias por el monográfico (que grande eres, cabrón, jajajaja).
Pero creo que se ha dejado usted a un importante representante de la saga de los Mercenarios: Han Solo